IWRITE

Antes de irme.

Son unos asesinos, pero de los buenos… tan buenos que ni siquiera saben
que lo son.

Señor Juez, son los Bonnie y Clyde de mi corta vida; ella me sacó el
corazón para que lo dejara de amar, me cortó las piernas para que me quedara
junto a ella, arrancó mis brazos para que no lo abrazara e intentó sacar mi
cerebro para que lo olvidara en ese mismo momento, pero él después de más de
una década investigándome y analizándome, decidió dejar de hablarme, ¡Dígame
juez!, como es que se atreve a ignorarme después de amarme, le hice una carta
hasta un pastel y ni una mueca salió de él.

Tú que estas colgado en la pared y tienes la misma mirada desde hace más
de un mes, ayúdame a perdonarlos que yo los amo, no importa que una me haya
querido hacer daño y el otro aunque vive conmigo lleva años de haberme
abandonado . Yo necesito perdonarlos antes de que el juez elija llevarme y
decida donde debo pasar el resto de mi vida.

Necesito alguien quien me ayude a
perdonarlos, porque a ti por mas que te hablo y te hablo ninguna pista me has
dado, busqué en las noticias, en la radio y en la televisión algún otro método
para olvidar todo este dolor, hasta que una voz dentro de mi dijo, si él no te
contesta busca a tu alrededor que todo eso él lo creo.

Para los locos y de corazones rotos que
buscan respuestas en los libros, escritorios y hasta en los demonios, dejen de
preguntar cual su futuro será porque él me dijo que solo te vas a tranquilizar
cuando te dejes llevar por lo que esta a tu alrededor.

Entonces recurrí a ti, una noche estrellada y
vi como tus olas movían mi mirada hasta llegar al corazón, como tu olor a sal
impregnaba mis pulmones hasta llegar a mi memoria y como la arena tocaba mi
piel hasta endurecer mi cuerpo. Me hiciste perderme sin tener que moverme y
encontré lo que siempre había estado buscando, me hiciste olvidarlos sin tener
que perdonarlos.




Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: